La Milicia de la Inmaculada (MI) es una Asociación Pública Internacional para los fieles, establecida por la Santa Sede. La MI fue fundada por San Maximiliano Kolbe, OFM Conv., en 1917. En ella son bienvenidos todos los católicos de los diferentes ámbitos de la sociedad y promueve la consagración total a María, como el medio más efectivo de vivir el propio Bautizo y la Confirmación. La MI alienta a las personas de buena voluntad, a que acepten a Nuestra Señora en su vida y desarrollen una relación personal con ella. El Objetivo de la MI es “ganar al mundo para Cristo, mediante la Inmaculada”, que es la Madre de Dios y de la Iglesia.

“La MI es una visión global de la vida católica bajo forma nueva, consistente en el vínculo con la Inmaculada, nuestra Mediadora universal ante Jesús”. (San Maximiliano Kolbe, EK 1220)

La MI se compromete en proveer a sus miembros formación católica en la espiritualidad y misión de San Maximiliano Kolbe. Mediante la consagración total a María, la Madre de Nuestro Señor y su más perfecta seguidora, los individuos responden con ella al llamado universal a la santidad y a ser transformados como misioneros generosos e instrumentos en las manos de Nuestra Señora Inmaculada, para la venida del Reino del Santísimo Corazón de Jesús en todos los corazones.

 AHÍ TIENES A TU MADRE (Jn 19:26)

Si te consagras a María, recibirás el regalo del Santísimo Sagrado Corazón de Jesús (cf. Jn 19:25-27), experimentarás el cuidado maternal de Nuestra Señora durante tu vida y te convertirás en el signo de su presencia donde quiera que estés. Uniéndote a la MI, te conviertes en parte de su familia espiritual alrededor del mundo, compartes las oraciones ofrecidas por los miembros de la MI (laicos, sacerdotes y religiosos), y tendrás acceso a los recursos con que la MI cuenta para guiarte en cómo vivir tu consagración a Jesús por medio de María.

¿Cómo me uno a la MI?

  • Escoge el día en que te gustaría que fuera tu consagración (de preferencia en un día de fiesta mariana) y pide que tu nombre sea inscrito en la lista oficial del Centro Nacional de la MI (MI National Center-USA). Envía el formulario lleno a la Oficina Nacional Hispana de la MI o inscríbete en línea en MissionImmaculata.com.
  • Prepárate para tu consagración e inscripción mediante reflexiones espirituales, el rezo del santo Rosario y el Sacramento de la Confesión, el día de tu consagración o  algunos días antes.
  • En el día que te registres en la MI; si te es posible, asiste a la Santa Misa, y recita el acto de consagración oficial de la MI, escrito por San Maximiliano. ¡Entrégate a nuestra Señora sin reservas y deja que el Espíritu Santo guíe tu camino hacía la santidad junto con ella! Si te sujetas a las condiciones usuales, una indulgencia plenaria te será otorgada por la Iglesia cuando te admitan en la MI. Esté regalo fue otorgado a la MI por el Papa Pio XI en 1926.
  • Implora a Nuestra Señora y a San Maximiliano que te muestre como podrás servir a Nuestro Señor, como un instrumento de amor y misericordia en tu vida y estate listo para compartir el regalo que has recibido con todos los que estén a tu alrededor.
  • Disfruta siendo parte de la Familia de la MI y mantente en contacto mediante la oración y la visita regular a las páginas electrónicas de la MI en el sitio de la web.
  • ¡Usa la Medalla Milagrosa y regálala a otros! Participa y asiste a los eventos locales de la MI, si te es posible.

 

Para pedir más información acerca de la consagración Mariana y la membresía a la MI, por favor contácta la

Oficina Nacional Hispana de la MI 

Fr. Kolbe Missionaries of the Immaculata
531 E. Merced Avenue, West Covina, CA 91790
626-917-0040
This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.